2021-05-22

Acciones en memoria del preso político Vitold Ashurak en Belarús y en el extranjero; la edad no es un obstáculo para el arresto

22 mayo 2021 | Voice of Belarus
«¿Pueden los extraños ser amigos? ¡Si, pueden! ¡Si son belarusos!» Vitold Ashurak.
Source: t.me/belsat

Las acciones en memoria de Vitold Ashurak se llevan a cabo en toda Belarús y en el extranjero

En la pared de la embajada de Belarús en Bruselas apareció la inscripción «Por el asesinato de Vitold Ashurak».

Las acciones se llevaron a cabo en Minsk, Brest, Vitsebsk, Zhabinka, Novahrudak, Lida y muchas otras ciudades de Belarús.

Sviatlana Tsikhanouskaya expresó su inmensa admiración por la fuerza de espíritu de Vitold y su confianza en el camino elegido: «Me duele mucho que una persona haya pagado su elección con su vida y haya encontrado la muerte en cautiverio…»

En Varsovia se celebró una acción de memoria y solidaridad, Pavel Latushko se unió a ella.

Julie Fisher, embajadora de Estados Unidos en Belarús ofreció sus condolencias y señaló que Vitold Ashurak murió luchando por la libertad y un futuro brillante para Belarús, «y su encarcelamiento ilegal y muerte sin sentido» deben ser responsabilizadas.

La Delegación de la UE en Belarús escribió que «la Unión Europea subraya su exigencia de la liberación inmediata de todos los presos políticos y personas detenidas arbitrariamente. Su objetivo es llevar ante la justicia a los responsables de violaciones de derechos humanos en Belarús».

La edad no es un obstáculo para el arresto

Source: Deutsche Welle

En Amnistía Internacional documentaron detenciones arbitrarias y abusos a decenas de ancianos que participaron en protestas pacíficas.

Los ancianos, incluidos mayores de 80 años, han expresado su desacuerdo con las autoridades belarusas desde el comienzo de las protestas masivas en agosto de 2020. Incluso organizaron sus propias marchas conocidas como Marchas de sabiduría. Las autoridades no dudaron en reprimir estas iniciativas: arrestaron a cientos de ancianos, los retuvieron en cuartos muy fríos sin agua y la oportunidad de sentarse durante muchas horas, los desnudaron durante los registros y realizaron registros humillantes. Algunas personas mayores fueron condenadas a varias semanas de detención.

Personas mayores que padecían enfermedades graves, como cáncer, enfermedades cardíacas y pulmonares, fueron detenidas y maltratadas. A menudo no se brindaba atención médica y no se tomaban medidas para proteger a las personas mayores detenidas del riesgo de contraer COVID-19, sino que eran transportadas a las comisarías de policía en autobuses abarrotados. Las celdas del centro de detención preventiva y los centros especiales de detención estaban abarrotadas, a menudo no se proporcionaban colchones ni ropa de cama, y las personas se veían obligadas a dormir vestidas, incluso en el suelo. Las multas impuestas por participar en manifestaciones pacíficas fueron exorbitantes y superaron varias veces el monto de la pensión.