2021-05-16

Belarús fue privada del derecho a albergar una etapa de la Copa del Mundo de Biatlón; las universidades alemanas se niegan a continuar la cooperación con la principal universidad belarusa; empleado de la empresa Belorusneft, que había grabado un vídeo contra la violencia en nombre de sus compañeros, fue detenido

16 mayo 2021 | Voice of Belarus
Los belarusos siguen acudiendo a las acciones de protesta locales.
Source: t.me/belsat

Belarús fue privada del derecho a albergar una etapa de la Copa del Mundo de Biatlón

Se suponía que una etapa de la Copa del Mundo de Biatlón IBU tendría lugar en Raubichi en 2022, pero la Unión Internacional de Biatlón decidió privar a Belarús de esta oportunidad. La razón es la situación política actual en Belarús. Las competiciones se llevarán a cabo en Kontiolahti, Finlandia.

Source: t.me/motolkohelp

Las universidades alemanas se niegan a continuar la cooperación con la principal universidad belarusa

Marlis Tepe.
Source: t.me/svbodniiBSU

El sindicato GEW ya advirtió sobre eso a la dirección de la BSU y a los funcionarios del Ministerio de Educación y de la Administración Presidencial en una carta oficial del 12 de mayo.

La presidenta de GEW, Marlis Tepe, está indignada por la situación en BSU, incluido el acoso y los despidos ilegales de miembros del sindicato de la universidad.

Ahora BSU tiene programas de cooperación con 19 universidades en Alemania, todas estas universidades tienen estructuras del sindicato GEW. Y tienen una gran influencia en la administración y las autoridades en Alemania.

Fue detenido un empleado de la empresa Belorusneft, que grabó un vídeo contra la violencia en nombre de sus compañeros

Dzmitry Gryshchanka fue detenido la noche del 14 de mayo y metido en el centro de incomunicación de detenidos de Homiel. La razón es un supuesto «intento de escapar», aunque Dzmitry no tenía prohibido salir de la localidad.

Después de que el pasado mes de noviembre, Dzmitry grabara un vídeo contra la violencia y la ausencia de ley, quisieron despedirlo, pero él defendió sus derechos y le dejaron seguir trabajando. Hace tres semanas, registraron la casa de Dzmitry y le incautaron dispositivos electrónicos: dos teléfonos y un ordenador portátil. También registraron los domicilios de más de 10 de sus compañeros de trabajo. Varios de ellos también acabaron en el centro de incomunicación de detenidos.

Por todo ello, Dzmitry quería irse al extranjero, pero no le dio tiempo.

Source: t.me/tutby_official